SI TE DUELE EL TALON, POSIBLEMENTE TENGAS COLESTEROL

El dolor de talón, indicio de problemas de colesterol

REUTERS
NUEVA YORK.- Un talón de Aquiles doloroso puede ser un signo de haber heredado una tendencia a tener el colesterol elevado, según investigadores británicos. La enfermedad en cuestión (un tipo de hipercolesterolemia familiar) supone un alto riesgo de enfermedad coronaria.

Un amplio reconociemiento del vínculo entre las molestias en este tendón y la denominada hipercolesterolemia familiar heterocigótica (HeFH) podría llevar a un diagnóstico más temprano de este trastorno, concluyen los autores en el último ‘Annals of the Rheumatic Diseases’.

El autor principal, Paul N. Durrington, del Manchester Royal Infirmary (Reino Unido), subraya que esta enfermedad es «el trastorno genético más frecuente en Europa y EEUU, pues afecta a una de cada 500 personas». Se debe a la mutación de un gen que controla la retirada de los lípidos de la circulación sanguínea.

«Los niveles del colesterol están duplicados desde el nacimiento, y no tratarlo lleva a enfermedad coronaria muy temprana. Un diagnóstico y tratamiento precoces son, de este modo, importantes», agrega.

Colesterol en los tendones
Una característica de no tratar este tipo de hipercolesterolemia es que el colesterol no sólo se deposita en las arterias, sino también en ciertas partes de los tendones. Esto puede ocasionar la hinchazón e inflamación dolorosa del tendón de Aquiles.

Durrington y sus colegas determinaron la presencia de dolor en el talón antes del diagnóstico de HeFH en 133 pacientes y lo compararon con su incidencia en 87 personas sanas. El 47% de los afectados por este tipo de hipercolesterolemia (62 pacientes) había experimentado al menos un episodio de dolor en uno o ambos tendones de Aquiles, frente a sólo el 7% de sus homólogos sanos (seis personas).

«Nuestro estudio sugiere que el dolor en el tendón de Aquiles durante tres días o más es 6,75 veces más frecuente en pacientes con HeFH que en la poblaicón general», subrayan los investigadores.

«Hemos descubierto que los pacientes con esta hipercolesterolemia con frecuencia piden consejo médico sobre [la inflamación en] el tendón de Aquiles mucho antes de que se detecte que tienen el colesterol elevado», comenta Durrington.

Este especialista cree que cualquier persona que consulte a su médico por un talón doloroso debería medir sus niveles de lípidos.

No se pueden añadir comentarios.