MERCURIO NO, GRACIAS

SERVIMEDIA
BRUSELAS.- La Comisión Europea ha propuesto eliminar el mercurio de los termómetros utilizados en medicina, por tratarse de un producto altamente tóxico para los seres humanos, la fauna y el ecosistema en general.

La Comisión estima que cada año se emplean unas 33 toneladas de mercurio para las herramientas de medición, como tensiómetros, nanómetros, termómetros para uso doméstico o barómetros, de las que 25 a 30 toneladas se usan para la elaboración de termómetros con fines sanitarios.

Cuando los productos que contienen mercurio entran a formar parte de la cadena residual, “éstos pueden transformarse en metilmercurio, su forma más tóxica. El metilmercurio se concentra principalmente en los desechos animales, y en particular en la cadena alimentaria acuática, haciendo más vulnerable a toda la fauna marina”, afirma la Comisión.

A pesar de buscar alternativas al uso de aparatos de medición con mercurio destinados a la medicina, la Comisión reconoce que éstos no se verán inmediatamente afectados por esta propuesta, “porque los productos de sustitución adecuados aún no están disponibles”.

La Comisión propone así la progresiva sustitución del resto de aparatos de medición con mercurio. Dicha propuesta será transmitida al pleno del Parlamento Europeo y al Consejo para su próxima adopción.

No se pueden añadir comentarios.